Seguidores

sábado, 26 de noviembre de 2016

El Mejor Compañero...Cuando Estás Enferma.

     Tengo problemas de espalda, y he tenido una de mis recaídas. Cuando eso me ocurre solo puedo estar tumbada, asi que paso los días de la cama.... al sofá.

     Es increible cómo nuestras mascotas entienden que su dueño no está bien. 
     Yo me he quedado muy sorprendida, ya que Otto está acostumbrado a que en el momento en que yo me levanto, tiene juego. Le llevo de un lado a otro de la casa, me muerde los zapatos, le lanzo su pelota preferida para que me la traiga...y así pasamos los días.

     En ésta ocasión he estado casi una semana sin poder jugar a  lo que Otto está acostumbrado, y... sabéis qué ha hecho él??

     En cuanto me levantaba y me iba al sofá, Otto venía conmigo. Sólo tenía que decirle: "Otto no puedo jugar que estoy malita"... y al no sentirme tan activa como siempre, supongo que entendió que algo no iba bien.

     Como os decía, Otto ha estado toda esta semana, durante todo el día, tumbado a mi lado, dormitando, o despierto, pero sin moverse de mi lado.



     Se tumbaba en el brazo del sofá, apoyando su cabeza al lado de la mía, como diciendo... venga, que estoy contigo... jajajajjaj


     Es impresionante el grado de empatía que puede llegar a tener tu pug contigo. Se olvidó de morder...de jugar, para estar acompañándome durante los días que estuve malita.


     Y claro, para matar el aburrimiento... a dormir se ha dicho!!!


     Y el día que me encontré mejor y pude pasar más tiempo levantada, le veo que coge su pelota preferida y se queda con ella mirándome como diciendo.... podemos jugar ya????


     Y aunque no podía demasiado, le di un poco de juego y después me lo comí a besos!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario