Seguidores

viernes, 25 de noviembre de 2016

Sin Pisar la Calle Hasta los 4 Meses

     Por supueto que no es lo normal que un cachorro esté tanto tiempo sin poder pisar la calle, pero en nuestro caso, la situación se nos complicó un poquito...

    Ocurre que cogí a Otto con dos meses y una semana. La chica que los crió y cuidó muy bien, le puso algunas vacunas. 
     Pero al llevar a Otto a mi veterinario, consideró que la forma en la que lo habían vacunado no era correcta y podíamos correr el riesgo de coger la maldita Parvo, de la que ya os he hablado en alguna ocasión. Así que tuve que estar otros dos meses más sin poder sacarlo a la calle y pisar el suelo.

     Cuando salíamos estaba siempre encima de alguno de mis amigos.


     Pasamos todo el verano llevándolo en brazos de un lado a otro, como es un cachorro y "la pila" se le
agotaba muy pronto, se quedaba dormido encima de cualquiera...



     Que nos íbamos en coche... le dejábamos en la guantera como si fuera un muñeco de peluche.



     No salíamos todos los días. Otto pasaba días enteros en casa, y me daba una cosica... para él todo era normal, se adaptó muy bien a vivir en mi casa, era yo quien sufría más que él, desde luego. 
     Como todo esto ocurrió en pleno julio y agosto, aprovechaba cuando se pasaba el calor de la tarde para sacarlo y sentarnos en el banco de la esquina de casa.

     Y mira si es bueno, que se conformaba sólo con ver a los coches y la gente pasar. Se quedaba embobado mirando y oyendolo todo. Y jamás se intentó bajar de mis piernas o salir huyendo. Siempre conmigo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario