Seguidores

jueves, 22 de diciembre de 2016

Cinturon de Seguridad en Coches Para Perros

     Le compré un trasportín a Otto para llevarle en el coche... y ha sido terrible para él.

     Es muy bueno, y está tarnquilo cuando le meto en transportín y cierro la puerta, pero en cuanto lo monto en el coche, en el asiento del copiloto... se pone nerviosísimo. Aulla, tirita, se mueve dentro de un lado para otro y llora como si se le fuera el mundo.

    Lo pasa tan mal, que cuando estamos en casa, se lo dejo por el salón para que se vaya familiarizando. Entra en él, se tumba....


      Y hasta se queda dormido en él.

   
     Pero...no sirve de nada. La palabra es que se agobia dentro, no soporta sentirse encerrado.

     He encontrado en tiendas especializadas para animales, unos cinturones de seguridad, que están homologados para que pueda ir nuestro perro en coche. 



     El anclaje por un extremo encaja en el cinturón de seguridad y por el otro se sujeta en su collar o arnes.


     Ocupa una plaza, es decir que en un coche de 5 plazas, podéis ir: tu perro, tu y 3 personas más.

     Las primeras veces que le he montado, hasta que se acostumbra al coche (que le está costando bastante) le he puesto un empapador y una toalla encima, porque como me temía, se hace pipi, creo que por el miedo que le tiene a algo desconocido hasta ahora para él como es el coche.


     Es perfecto para él, porque, no se siente encerrado por que tiene libertad de movimientos,  y el cinturón tiene el largo suficiente como para que pueda caminar de lado a lado del asiento del coche. Así él está detras de mi asiento, o en medio o en el siguiente, me mira, y se siente más seguro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario